Al Borde de la Evolución: Por qué el mecanismo de Darwin es autolimitante

Mirando hacia abajo desde un avión a 30,000 pies, el paisaje puede parecer bastante homogéneo. Puede ser difícil imaginarse a sí mismo recorriendo ese terreno sin encontrarse con baches de tierra no aplanada, enfrentando ríos, crestas y quebradas. Análogamente la evolución a lo largo de los años ha sido como mirar hacia abajo desde un avión, imaginar que un viaje evolutivo de una gran característica a otra no sería demasiado difícil, que incluso podría hacerse con los ojos vendados y ebrios. Pero en realidad la vida se vive en el suelo y, sin visión y una planificación sobria, las zanjas, los acantilados y los arroyos pueden ser intransitables.

Continuar leyendo “Al Borde de la Evolución: Por qué el mecanismo de Darwin es autolimitante”